Solicitamos su permiso para aceptar el uso de cookies. OK | Más información

Viaje a Castilla y León Destacado

Valora este artículo
(3 votos)

Castilla y León es uno de los destinos más interesantes, para mí. Es una zona muy amplia con una gran diversidad de paisajes, con unos pueblos y ciudades espectaculares, cargada de historia, fiestas, folklore y con una gastronomía que deja satisfecho al más sibarita.

Es, además, un destino con una gran cantidad de actividades y es ideal para conocerlo en autocaravana. No obstante, su oferta de turismo rural es una de los mejores y más espectaculares de España.

Si viajas con nanos, éstos se lo pasarán pipa con tantas actividades donde elegir ...

Castilla y León posee ocho puntos declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO: El Camino de Santiago, la Catedral de Burgos, los yacimientos de la Sierra de Atapuerca, el monumento natural de Las Médulas en León, la ciudad de Ávila, Salamanca, Segovia y yacimientos arqueológicos de Siega Verde (Salamanca).

Además, Castilla y León posee una gran parte del patrimonio cultural español: más de 300 castillos, casi 400 museos que recogen la riqueza artística, cultural y etnográfica de Castilla y León así como 23.000 yacimientos arqueológicos.

Cuenta, además, con un centenar de fiestas declaradas de interés turístico regional, nacional e internacional, de las que destaca la Semana Santa, una de las manifestaciones religiosas, culturales y populares con mayor arraigo y atractivo turístico y, de las que Castilla y León posee 8 de las 22 declaradas de interés turístico internacional de toda España.

Gastronomía

La gastromonía es otro de los enormes atractivos de Castilla y León pues ofrece una gran variedad de platos, elaborados con productos con denominaciones de calidad: carnes, embutidos, quesos, legumbres, frutas y verduras, etc., que hacen de la cocina de Castilla y León una de las más apreciadas y completas de España.

Respecto al sector vitivinícola español, Castilla y León ocupa un lugar privilegiado, pues posee trece marcas de calidad con Denominación de Origen como Ribera del Duero, Rueda, Toro, Cigales, Bierzo, Arlanza, Arribes, Tierras de León, Tierra del Vino de Zamora y Rioja, y D.O.P. de Valtiendas, Valles de Benavente y Sierra de Salamanca.

Clima

Castilla y León tiene un clima mediterráneo continentalizado, es decir, que tiene inviernos largos y fríos (con temperaturas medias de entre 3º y 6º C en enero) y veranos cortos y calurosos (con medias de entre 19º y 22º C), pero con tres o cuatro meses de aridez estival característicos del clima mediterráneo.

Es decir, que en verano pasas calor y, en invierno pelas frío. Hay que matizar que, con lo del cambio climático, en invierno ya no hace tanto frío como antes. Por otra parte, aunque en verano hace calor, en cuanto se pone el sol empieza a refrescar y se duerme de maravilla.

La pluviosidad, con una media de 450 a 500 mm anuales, es escasa, acentuándose en las tierras más bajas.

Leyendas

Sobre el primer albergue del Camino de Santiago

El castillo de Ponferrada sirvió de cobijo a los peregrinos que iban a visitar la tumba del apóstol Santiago, situada en Santiago de Compostela. Los encargados de cuidar y dar descanso a los peregrinos eran los caballeros templarios.

El nombre de Ponferrada viene de Pons Ferrata o, lo que es lo mismo, de “puente de hierro” porque se construyó un puente de hierro para acortar la distancia hacia Santiago.

La leyenda de Mal que os pese

Se refiere a la historia de desamor de Doña Guiomar y Alvar Dávila. Alvar Dávila volvía de la batalla de las Navas de Tolosa, vio a Doña Guiomar y se enamoró de ella. El problema es (como de costumbre) que el padre de Guiomar no quería que se casara con ella y le prohibió la entrada a la ciudad.

Dávila dijo: “Dª Guiomar y yo seguiremos amándonos y viéndonos: ¡Mal que os pese!”

Entonces, el caballero construyó un castillo en un monte elevado sólo para poder ver a su amada por encima de la muralla. Guiomar se asomaba a su balcón y podía ver a su amado, en la distancia. Pero Guiomar murió repentinamente y Alvar se enteró justo el día que partía hacia la guerra, de modo que se dejó matar en la batalla.

Puedes visitar el castillo en Mironcillo (Avila). El castillo se llama El castillo de Manqueospese

El caimán de Medina de Rioseco (Valladolid)

En esta iglesia, puedes ver un viejo pellejo de caimán que cuelga del cancel de madera de la entrada de la iglesia. Seguramente, fue traído como exvoto de las Américas por algún indiano roisecano, aunque también, este animal tiene una historia de leyenda:

Cuentan, que cuando se estaba construyendo la iglesia, los obreros encontraban, al día siguiente, todo su trabajo destruido.

No se sabía quién era el responsable de aquellas fechorías hasta que un día, se descubrió al monstruo. Era un cocodrilo gigantesco que atemorizó a todos los que le vieron. Nadie se atrevía a enfrentarse a él, de modo que, reunidas las autoridades en concejo, decidieron, ante la falta de voluntarios, proponer tal trabajo a un preso, con el premio de su libertad si acababa con la fiera.

Así fue como se ofreció un voluntario que acabó con el cocodrilo con una ingeniosa idea. Se disfrazó con espejos, lo que hizo que el animal, al verse reflejado, se quedara absorto, momento en que aprovechó para acabar con su vida, de un certero lanzazo.

Folklore

Por la propia idiosincrasia de estas tierras duras, extremas y polvorientas, se han generado formas personales en sus costumbres y en sus manifestaciones culturales y, por su diversidad, por su situación central y de contacto con el resto de las tierras periféricas de Castilla y León; por lo que se ha dado un intercambio de formas de ser, de vivir y de entender el entorno. Todo ello ha proporcionado una importante riqueza en el folklore y en la música popular de Castilla y León.

León y Zamora, con un sustrato lingüístico común con Miranda do Douro y Asturias, presentan, incluso, rasgos comunes con Galicia. La gaita se utilizó en estas zonas y en el norte de Castilla hasta inicios del siglo XX.

El empleo de chifla y tamboril, a cargo de un mismo intérprete, cuenta con un rico repertorio tradicional, especialmente en Salamanca.

En casi toda la zona existe una importante tradición de música para dulzaina y rondallas de cuerda. Entre los ritmos de danza populares, se encuentran La Charrada, los bailes de rueda, la Danza del Escarrete la jota y las habas verdes.

Danza de la Rosca (Salamanca):

Es un baile salmantino, propio de la gente charra. Como muchas danzas de religión, es propia de las bodas y de los bautizos, es decir, que se bailaba en las ocasiones solemnes de familia. Lo curioso y, hasta cierto punto inquietante de esta danza es que, mientras dura, hay en la mesa, una rosca de pan y una jarra talaverana con vino, lo que da cierto matiz litúrgico y eucarístico al momento.

Bolero de Algodre (Zamora):

Este bolero, típico del pueblo de Algodre, tiene su origen en viejísimas danzas árabes, y su música y sus pasos así lo demuestran. Los folkloristas señalan el siglo X como el nacimiento de esta danza en tierras leonesas, porque fue, entonces, cuando los árabes llegaron a la comarca; pero fue en el siglo XII cuando adquirió la danza su actual compostura y se hizo más suave de movimientos y de ritmo.

La Peregrina (Astorga):

Típica de la maragatería, en Astorga, ésta es una de las danzas más sugestivas del folklore español. La indumentaria de los maragatos refleja antiquísimas herencias y sugieren costumbres y tradiciones de hace muchos siglos. "La peregrina" es una danza de boda y, en las bodas, sigue siendo elemento principal de la fiesta.

Baile del Cántaro (Valladolid):

De indudable raíz popular, refleja el eterno problema del amor, la eterna cuestión del hombre que quiere enamorar a una mujer. Las mozas van a la fuente con sus cántaros, a recoger el agua, cuando la fuente del pueblo era lugar de cita, de ronda y de enamoramiento.

Jota de la Piña (Segovia):

Se llama de la piña, porque se bailaba en el Domingo de Piñata: una olla llena de dulces, que en el baile del primer Domingo de Cuaresma se cuelga de un techo para que los asistentes, con los ojos vendados, le acierten con un palo y la rompan.

En el caso de esta danza típica de Segovia, los mozos y las mozas bailan alrededor de una enorme piñata de la que cuelgan una serie de cintas que los varones van arrancando para ofrecerlas a las muchachas, sin dejar de bailar.

La jota castellana

La jota suele acompañarse con guitarras, bandurrias, laúdes, dulzainas y tamboriles. Todo, mientras la pareja de bailarines danza manteniendo las manos encima de la cabeza y, ocasionalmente, acompañados de castañuelas.

La jota castellana se baila con los característicos pasos saltados y es más sobria y menos movida que la de Aragón. La música va frecuentemente acompañada por canciones que reciben el nombre de coplas.

Estas, a veces tratan del amor, de las bodas, de la vida o de la religiosidad pero, casi siempre, se caracterizan por su picaresca y por su gran sentido del humor.

El Festival Nacional de la Jota es un certamen que se celebra cada año en el municipio de Cuéllar, desde 1968. Se celebra, anualmente, en el patio de armas del castillo de Cuéllar.

Danza de la Romería de Santo Toribio (Palencia):

Este es un baile palentino típico y popular en la romería del Santo. Su origen religioso es indudable, no sólo por la ocasión en que se baila, sino porque los bailarines van en procesión y los movimientos son rítmicos y airosos, con sabor ritual indudable.

Fiestas populares.

Durante todo el año, fiestas populares de reconocido prestigio salpican cada rincón de Castilla y León. Son tradiciones que han echado raíces en esta tierra recia y grata y que sirven de reclamo, y tal vez de excusa, para acoger a propios y extraños.

Son muchas las romerías, vendimias, magostos, carnavales y celebraciones que animan el calendario. Hay tantas como localidades. De espíritu ancestral, las fiestas son, en muchas ocasiones, la manifestación del agradecimiento por las buenas cosechas, en otras, expresión pura de la devoción y, en algunas, tan sólo el disfrute de unas tradiciones que despiertan con orgullo del letargo de los siglos.

Fiestas de interés turístico internacional: Semana Santa de León, de Valladolid, de Zamora, de Salamanca, de Medina de Rioseco, de Medina del Campo, de Palencia y la de Avila.

Fiestas de interés turístico nacional: Bautizo del Niño (Palencia), Festival de Exaltación del Botillo (Bembibre-León), Carnaval de La Bañeza, Semana Santa de Astorga, Semana Santa de Burgos, Semana Santa de Ponferrada, Semana Santa de Segovia, Bajada del Angel (Peñafiel-Valladolid), Fiestas de San Juan del Monte (Miranda de Ebro-Burgos), Paso del Fuego (San Pedro Manrique-Soria), etc.

Fiestas de interés turístico regional:

Algunas de las fiestas más visitadas son: El Zangarrón de Sanzoles, Fiesta de la vendimia de Rueda, Descenso Internacional del Pisuerga, Fiesta de Astures y Romanos de Astorga, Fiesta de los Fueros de Sepúlveda, Concierto de las velas de Pedraza, Fiestas de San Juan del Monte, Titirimundi de Segovia, Lunes de Aguas de Salamanca, El entierro de Genarín en León, Fiesta de La Charrada, Feria de la Matanza de Villada, Fiesta de La Barrosa, Carnavales de Cebreros, Fiesta de Santa Agueda de Zamarramala, etc.

   

   

   

Suscríbete al boletín

Comentarios

Más en esta categoría: Rincones de Castilla y León »